Checklist para mudarte al extranjero

Berlitz

Organizar una mudanza al extranjero puede ser un momento emocionante pero a la vez agotador. Para ayudarte a hacer las cosas más fáciles, preparamos una lista de cosas importantes para que consideres antes de comenzar un nuevo capítulo.

¿Cómo llegar?

  • Planificá con anticipación y asegurate de que todos los que te acompañan tengan un pasaporte válido. Los pasaportes deben ser válidos por la duración de tu visita o más tiempo, tené en cuenta que algunos países sólo emitirán visas si el pasaporte es válido.
  • Ponete en contacto con la embajada de tu país de destino para informarte sobre los requisitos de visado y aduanas. Tendrás que investigar los puntos que te interesan con tiempo suficiente; el proceso de mudarse al exterior suele durar entre tres y seis meses, así que tomalo en cuenta a la hora de planificar.
  • La mayoría de los sitios web del gobierno o del departamento de estado ofrecen información sobre lo que necesitarás y enumeran los requisitos por país. En estos sitios encontrarás útiles secciones de consejos de viaje con información actualizada sobre las leyes y costumbres locales, así como información de seguridad y de emergencia.

¿Cómo cuidarte?

  • Los sistemas de salud difieren enormemente en todo el mundo, así que averiguá si necesitás un seguro médico.
  • Necesitarás aplicarte vacunas para viajar a ciertos países. Hacé una cita con tu médico para obtener todas las vacunas recomendadas y un Certificado Internacional de Vacunación para sus registros.
  • Si tomás algún medicamento recetado, pedile una carta a tu médico e investigá que el nombre del mismo sea igual en el país que vas a vivir.

En caso de emergencia

  • Aunque puede que no sea lo más emocionante en lo que tengas que pensar, asegurate que tus asuntos personales estén en orden antes de mudarte a otro país.
  • Siempre tené dos copias de todos los documentos importantes, una para vos y otra para aquellos que se quedan en casa.
  • Del mismo modo, creá una lista de datos de contacto que incluya la información de tu médico, familia y empresa, así como tu número de pasaporte, lugar de expedición y datos de vuelo.

Finanzas

  • Si aún no la tenés, abrí una cuenta en un banco internacional. Esto hará que sea más fácil encontrar sucursales y acceder a tu dinero una vez que te hayas mudado. Informale a tu banco actual y preguntá acerca de los cargos por transacciones en el exterior.
  • Compará el costo de vida en el exterior con lo que estás acostumbrado y establecé tus gastos. También es bueno llegar con algo de dinero local.

Transición

  • Antes de irte, tendrás que investigar y decidir sobre nuevas instalaciones médicas y actividades sociales. Una vez que todo esté en su lugar, asegurate de archivar, etiquetar y hacer copias de todos los documentos relevantes.
  • Considerá los costos de envío y decidí lo que realmente necesitás llevar. Para las cosas que no puedas o no quieras llevar, alquilar un depósito podría ser una buena solución. También podés vender o donar artículos que ya no necesites.
  • Si vas a vender o alquilar tu casa mientras está fuera, comenzá el proceso tan pronto como sea posible. Si no es así, asegurate de haber hecho arreglos para que no haya facturas no deseadas.
  • Comprobá las capacidades internacionales de tu plan de telefonía móvil y asegurate de que podrás usarlo en tu nuevo destino.
  • También necesitarás un permiso de conducir internacional y un seguro si planeás tener un vehículo. Comprobá que tu permiso sea válido durante tu estancia y si tendrás que hacer un examen teórico o práctico antes de que te permitan conducir.

Con tanto que pensar, mudarse al extranjero puede parecer abrumador al principio, pero lo gratificante es que la experiencia será para siempre. Con una buena planificación y suficiente tiempo, podrás tomar las medidas pertinentes a tu estilo de vida y adaptarte a los cambios lingüísticos y culturales que se avecinan.

Share this