Seleccionar otro país o región para hacer compras en línea y ver el contenido específico de su ubicación.

6 ejemplos de diferencias culturales en los negocios

Berlitz

Ya sea que trabajes en el extranjero o tengas que comunicarte con colegas o socios comerciales a nivel mundial, comprender cómo hacerlo de manera efectiva, con personas de todo el mundo es una habilidad profesional clave.

Puede ser difícil encontrar un terreno común con personas de otros países, especialmente cuando sus costumbres y prácticas comerciales parecen muy diferentes a las suyas. Te compartimos algunos ejemplos de cómo se hacen evidentes estas diferencias culturales en los negocios y algunos consejos fáciles para entender mejor a los colaboradores internacionales.

Manejar correos electrónicos y videollamadas

Las conferencias telefónicas o las videollamadas pueden ser muy efectivas para mejorar la comunicación y la cooperación dentro de las empresas internacionales. Sin embargo, a veces pueden surgir problemas cuando los participantes no saben qué esperar unos de otros.

Si no se trata de temas delicados, podría ser una buena idea usar correos electrónicos para comunicar información de antemano, considerando las diferencias culturales. Asegurate de darles seguimiento.

Una videollamada debe tener una estructura clara, con tiempo destinado para que todos puedan hablar. Asegurate de que todos estén involucrados al solicitar comentarios de las personas y tenga en cuenta que algunas culturas es costumbre consultar con el grupo o el jefe antes de expresar una opinión. Las cosas irán mucho mejor una vez que todos se sientan informados e involucrados.

Presentaciones

La clave para una conferencia internacional exitosa es la capacidad de transmitir la información de tal manera que sea clara para todas las personas a las que se dirige. Pensá en tu estilo de comunicación, gestos y lenguaje corporal al realizar la presentación.

Reuniones

Los grandes eventos, como las reuniones de ventas internacionales, pueden desorganizarse rápidamente y perder el rumbo si no se logra una comunicación intercultural efectiva. Los participantes pueden llegar tarde y salir temprano si no hay un horario claro, puede surgir la frustración si queda muy poco tiempo para cubrir todos los temas.

Evitá los malentendidos definiendo claramente los objetivos de una reunión y diciéndoles a los presentadores lo que se espera de ellos. Recordá que la cultura de la reunión para los participantes podría ser muy diferente a la tuya. Es muy importante tener en cuenta los requisitos lingüísticos, asegurar una buena interpretación y traducción, así como considerar los requisitos dietéticos si se proporciona comida.

Socialización

Para las culturas de alto contexto, la socialización es muy importante y consideran importante el conocer a las personas para poder hacer negocios juntos. Es probable que te inviten a diferentes países, y con frecuencia a lugares que jamás esperarías, como a un karaoke en Japón, por ejemplo.

Familiarizate con las costumbres locales antes de viajar a otro país y aprovechá la invitación para darte a conocer y generar confianza. No solo te beneficiará profesionalmente al conocer nuevos contactos y viajar al extranjero, sino que la visita hará que sean más fáciles las negociaciones.

Manejo de las negociaciones

Las negociaciones comerciales pueden ser difíciles si hay malentendidos culturales. Pensá en el mejor entorno para las negociaciones, quién debería participar, la vestimenta apropiada y la disposición de los asientos. Ser sensible a los factores culturales puede marcar la diferencia al establecer relaciones.

Manejo de equipos

La comunicación intercultural se mejora enormemente cuando se clarifican los roles y las expectativas. Esto es especialmente importante cuando se administran equipos dispersos o con diversidad cultural.

Tené en cuenta las diferencias culturales: algunos integrantes pueden ser más directos que otros, o solo pueden dar retroalimentación en ciertas etapas. Dedicale tiempo a entablar relaciones en persona antes de pasar a la comunicación virtual y asegurate de incluir a todos los miembros del equipo en la toma de decisiones.

Una vez que hayas identificado las diferencias culturales que podrían llevar a cualquier mala comunicación o malentendido, encontrá un terreno común y decidí cómo querés que se trabaje en conjunto.

Al igual que con cualquier aspecto de los negocios, las cosas se facilitan con una buena comunicación. Es importante que te prepares vos mismo y a tus empleados sobre cómo abordar situaciones potencialmente delicadas. Aprovechá las diferencias culturales en los negocios a tu favor y llegá a nuevos mercados.

Share this