Aprender inglés con música es posible

Fernanda Beltrán

Fernanda Beltrán

La música es uno de los recursos más eficaces para apoyar en el aprendizaje de un nuevo idioma. Es una herramienta útil, divertida y económica para maximizar la práctica. Si se sabe utilizar de manera correcta, las canciones ayudarán a comprender de forma más sencilla el vocabulario y las expresiones.

¿Por qué practicar tu inglés a través de la música?

  1. Está comprobado que funciona: Hay evidencia científica de que escuchar música en el idioma que estás aprendiendo estimula tu cerebro para aprender de mejor manera vocabulario y gramática, así como mejorar tu ortografía y tu dicción.
  2. Escucharás lenguaje cotidiano: La letra de muchas canciones contiene lenguaje coloquial y expresiones usadas por los hablantes nativos. Con esta actividad incrementarás tu vocabulario notablemente.
  3. Comprenderás mejor la pronunciación: Al escuchar diferentes acentos, perfeccionarás tu pronunciación en inglés.
  4. Es divertido: Escuchar música es una actividad entretenida y relajante que te permitirá comprender el idioma de otra manera. Sobre todo, si escuchas canciones de tus géneros o artistas preferidos.

¿Cómo lograr hacerlo?

Tómate tu tiempo

Destina un lugar y momento para hacer esta actividad y olvídate de las distracciones comunes. Para lograr desarrollar habilidades útiles para el dominio del idioma, tienes que mantener una escucha "activa" que te permita identificar todos los elementos.

Elige canciones que se ajusten a tu nivel actual de inglés

Evita las canciones en las que el vocabulario sea muy complejo para tus conocimientos actuales o que contengan una pronunciación acelerada y difícil de seguir.

Escucha canciones de tu interés

De esta manera la actividad será aun más divertida y tu cerebro se encontrará en mejor disposición para comprender nuevos conceptos.

Transcribe la canción

Intenta transcribir una canción por ti mismo con tus propios recursos. Escribe lo que escuchas, si no estás seguro de algo para la canción y vuelve a escuchar. Un vez que hayas terminado compárala con la original y observa las diferencias. El objetivo de este ejercicio es que reconozcas las palabras que has aprendido y conozcas nuevas.

Canta en voz alta

Practica tu pronunciación cantando la canción que elegiste en voz alta. De esta manera podrás asociar la pronunciación de las palabras con su escritura y mejorar tu compresión auditiva en inglés.

Practica el nuevo vocabulario que aprendiste

Desglosa la canción, palabra por palabra, y trata de convertir cada palabra en parte de tu vocabulario habitual.

Con estos consejos lograrás reforzar tu aprendizaje de un nuevo idioma de manera divertida y eficaz.

Share this

Conoce más

Te contactaremos para enviarte más información.
Al dar clic en “ENVIAR” estás aceptando nuestra Política de Privacidad.