Competencias laborales que fortalecemos al aprender un idioma

Berlitz Chile -

No hay duda de la importancia que tiene hoy en día hablar un segundo idioma. Tal es así que, un estudio hecho por la Universidad Mc Gill, la Universidad de Oxford y el Instituto Neurológico de Montreal tuvo como resultado que aprender un segundo idioma modifica la estructura del cerebro.

Esto quiere decir que las competencias laborales desarrolladas por un empleado que domine una segunda lengua son valiosas para cualquier empresa.

Un perfil profesional que incluya el dominio de un segundo idioma te servirá para fortalecer tus habilidades y aptitudes en cualquier campo laboral, y a su vez, te permitirá subir escalafones dentro de cualquier empresa.

¿Qué competencias laborales se fortalecen al aprender un segundo idioma?

Gracias a este estudio sabemos que cuando aprendemos un segundo idioma nuestro cerebro crece a nivel neuronal. Esta es la razón por la cual podemos desarrollar otro tipo de habilidades cognitivas. Por ejemplo, pensemos en los cambios que podemos manifestar en nuestro trabajo si somos capaces de fortalecer también nuestras competencias laborales.

  • La creatividad y capacidad para innovar: Estas son las mejores competencias laborales que podemos implementar. Puesto que, para cualquier empresa una persona creativa es un tesoro invaluable. Pero si además es capaz de transformarse o renovarse, mucho mejor.
  • La comunicación efectiva: El esfuerzo que hacemos para a prender una segunda lengua nos permite incrementar nuestras habilidades comunicativas. Así que nos convertimos en personas más receptivas y comprensivas, a tal punto que ponemos en práctica, sin notarlo, la escucha activa. Es decir, prestamos atención con detenimiento a lo que nuestro jefe o compañeros nos hablan. De esta manera, podemos comprenderlos mejor y logramos actuar eficientemente en consecuencia con lo que plantea el equipo.

  • Somos más flexibles al cambio: Perder el miedo a las dificultades que implica aprender un segundo idioma, nos convierte en personas maleables. Entiéndase por maleable que podemos aceptar cualquier reto, aun cuando no sabemos si los resultados serán los esperados. Esta sin duda es una de las competencias laborales más apetecidas por una empresa.

  • Sentimos más pasión por lo que hacemos: Significa que la seguridad que sentimos cuando somos bilingües nos permite trabajar con más entusiasmo y alegría. Además, podemos transmitir esta buena energía al resto del equipo, así nuestro entorno se ve involucrado también en nuestro éxito.
  • Trabajamos en equipo con mejor adaptabilidad: Si tenemos una actitud positiva en nuestro trabajo será más satisfactorio armonizar con todos los demás. Sin que esto implique dejar a un lado las diferencias que pueden existir con el equipo de las tareas diarias.

Cómo fortalecer las competencias laborales que se amplían cuando hablamos un segundo idioma

El aprendizaje debe ser constante. De allí la importancia de invertir nuestro tiempo y dinero en capacitarnos. Nada mejor para una empresa que avanzar constantemente, así que podemos adquirir habilidades de comunicación corporativa; o ampliar nuestros horizontes a través de la capacitación cultural.

Así, podemos adentrarnos en las costumbres y tradiciones de los países con idiomas distintos al nuestro. Adquirir este tipo de conocimiento es un modo de poner en práctica con más empeño nuestras destrezas lingüísticas. Hablar otra lengua y capacitarnos nos ayuda a impulsar otras fortalezas importantes para desenvolvernos en nuestro trabajo.

Podemos enfrentar y asumir cada reto sin complicarnos demasiado. Y es que la resiliencia es otra de las cualidades que podemos desarrollar mientras aprendemos a hablar un segundo idioma. Es decir, para algunas personas aprender un segundo idioma es más complicado que para otras, pero aun así lo logran. Pues bien, el esfuerzo que hacemos para asimilar este tipo de aprendizaje nos permite arraigarnos a la convicción de que podemos asumir cualquier reto. Incluso si se trata de algo completamente nuevo.

Nos volvemos más responsables y eficientes. En realidad, estas competencias laborales son consecuencias de todas las demás. El simple hecho de asumir una actitud positiva con relación a nuestro trabajo nos hace merecedores de la llave que abre todas las puertas. Y a su vez, esta actitud positiva proviene de la certeza de sentirnos aptos y preparados para el cargo que ocupamos dentro de la empresa.

Descarga el e-book

Share this

Conoce más

Te contactaremos para enviarte más información.
Al dar clic en “ENVIAR” estás aceptando nuestra Política de Privacidad.