Cómo aprender un idioma rápido

Berlitz

Familiarizarse con un nuevo idioma puede parecer un desafío, especialmente si necesitas aprenderlo rápido. Quizás tengas que mudarte al extranjero por motivos de trabajo, conversar con colegas extranjeros o comunicarte mejor con una nueva pareja o amigos.

Pero incluso si el tiempo es un factor, no te desanimes ni te abrumes: tener expectativas realistas y establecer metas pequeñas te ayudará a conquistar las habilidades básicas de conversación. Es posible que descubra que puede comunicarse con hablantes nativos mucho más rápido de lo que hubiera imaginado.

A continuación te explicamos algunas formas sencillas de aprender un idioma rápidamente.

Aprovecha todas las oportunidades para hablar tu idioma objetivo

Como cualquier nuevo reto, aprender un idioma requiere dedicación. Los expertos coinciden en que los resultados se obtienen más rápido cuando nos comprometemos con nuestras nuevas habilidades, en lugar de elegir la opción fácil de hablar en nuestra lengua materna.

Tu cerebro tendrá que trabajar más y pensar de forma creativa para comunicarse en tu nuevo idioma, pero cuanto más lo uses, más probabilidades hay de que lo retengas. Es por eso que muchos de nosotros ya hemos olvidado el francés o el español que aprendimos en la escuela; simplemente no lo aplicamos en nuestra vida cotidiana.

Incluso si no puedes vivir en el extranjero, hay muchas formas de usar tu nuevo idioma en casa.

Rodéate de tu idioma elegido

Intenta cambiar la configuración del idioma en tu teléfono y en tus redes sociales. Reserva una cantidad de tiempo para estudiar o hablar en tu nuevo idioma sin distraerte, y pronto notarás la diferencia. Este tipo de inmersión lingüística está garantizado que acelerará el proceso de aprendizaje.

Usa tu tiempo libre para aprender

Piensa en las cosas que hace para relajarte: leer, escuchar podcasts o mirar la televisión. Intenta buscar medios en idiomas extranjeros, cambiar a podcasts grabados en tu idioma objetivo o mirar programas con subtítulos.

Leer libros infantiles ilustrados es una excelente manera de comenzar a aprender los conceptos básicos debido a las pistas visuales que acompañan a las palabras. Incluso si esto parece un trabajo duro al principio, no pasará mucho tiempo antes de que nuevas palabras y frases empiezen a tener sentido.

Vive la cultura local

Si puedes, planifica un viaje al extranjero para poder experimentar el idioma y la cultura de primera mano. Esto te permitirá poner a prueba tus nuevas habilidades en el entorno ideal. Fíjate metas diarias alcanzables como pedir comida en un restaurante o preguntar dónde puedes encontrar artículos específicos en el supermercado.

Este tipo de interacciones con hablantes nativos te ayudarán a comprender el contexto y mejorar tu confianza.

Practica con otros

Es importante contar con un instructor o un hablante nativo que te ayude con tu progreso. Aunque la repetición es clave para aprender, sin nadie que te corrija o te dé feedback, podrías estar repitiendo los mismos errores una y otra vez.

Con nuestro programa de inmersión total , instructores capacitados te guiarán en Interacciones cara a cara utilizando métodos de aprendizaje que se adaptan a ti. También puede ser beneficioso practicar en un grupo , donde puedes conversar con tus compañeros.

Tendrás sesiones de retroalimentación periódicas para que sepas dónde mejorar y que dominas ya.

No te preocupes por las cosas pequeñas

Con demasiada frecuencia tratamos de memorizar largas listas de palabras y puede ser frustrante cuando la gramática no surge de forma natural.

Concéntrate en la fluidez en lugar de la perfección, y estudia temas prácticos en lugar de tratar de recitar largos pasajes de texto; es probable que aún te entiendan y, con la práctica, la gramática seguirá.

Comete errores

Harás muchos en el camino, así que ten coraje y aborda cada interacción como una oportunidad para aprender. No tengas miedo de equivocarte: los hablantes nativos apreciarán tus esfuerzos. Es muy fácil desanimarse, especialmente en las primeras etapas, pero trata de no ser demasiado duro contigo mismo.

Una vez que aceptes los errores como parte del proceso y comiences a aprender de ellos, disfrutarás mucho más del proceso.

¡Sigue así!

Cuando alcances tu objetivo de aprendizaje de idiomas, no te sientas tentado a dejar que tu nueva habilidad se quede en el camino. Utiliza lo que has aprendido y sigue practicando: únete a un grupo de idiomas local o busca un socio con quien reunirte con regularidad.

Con este lenguaje en el bolsillo, puedes encontrarte con que enfrentarte a otros ahora es mucho más fácil que antes. Irás viento en popa si lo ves como una oportunidad para el aprendizaje permanente.

Descubre cómo podemos ayudarte a hacer las conexiones que te abren un mundo de posibilidades.

Share this