Calidad de vida laboral

Calidad de vida laboral - Cómo mejorarla para mis empleados

Walter Gassire

Walter Gassire

Los tiempos han cambiado a raíz de una pandemia mundial que aún se encuentra vigente. Líderes y colaboradores se enfrentaron a nuevas formas de trabajo y han tenido que seguir adaptándose a los requerimientos que el mundo laboral exige día con día.

Estar al frente de un equipo es una labor complicada, es un asunto delicado con pequeñas líneas que pueden hacer la diferencia entre ser considerado un verdugo o un excelente jefe. El trabajo de un buen líder va más allá de llegar a los resultados; es encontrar la estrategia y punto medio para lograr que el equipo fluya, aporte y trabaje en conjunto de forma armoniosa.

Al conseguir este equilibrio, los resultados hablarán por si mismos y la productividad se incrementará de forma automática.

Suena fácil, pero no lo es. Hallar la forma adecuada de lograr que los colaboradores se sientan con una adecuada calidad de vida laboral dependerá muchísimo de las técnicas de comunicación de la cabeza del equipo, de sus formas al solicitar o evaluar resultados y sobre todo, de entender que todo el equipo trabaja con un mismo fin: poder obtener una recompensa económica. Desde el CEO hasta la persona que se encuentra en la base de la pirámide organizacional, todos son seres humanos y eso es algo que un buen jefe debe tener claro.

Sí, existen las jerarquías que se deben respetar, pero eso no otorga derecho a nadie a hacer menos a cualquier elemento del equipo.

calidad de vida en el trabajo


En Berlitz, deseamos que seas el mejor “capitán del barco”, así que sigue estas recomendaciones y dale a tu equipo la mejor calidad de vida en el trabajo posible:

1. Respeta su tiempo

No por llegar temprano y salir muy tarde quiere decir que tus empleados están trabajando más o mejor.

En una plática casual, un colaborador se quejaba de que todos los días tenía que trabajar por horarios extendidos. Su líder se encontraba en esa reunión y le contestó muy hábilmente:

“Debes aprender a organizarte y priorizar. Acepta pedir ayuda y entiende que los pendientes de trabajo siempre estarán ahí. Recuerda, trabajas para vivir, no vives para trabajar”.

Haz cronogramas con tu equipo y respeten las fechas de entrega, los imprevistos siempre saldrán pero ajústenlos dentro de los timelines que establezcan para que no sumen tiempo fuera del horario de oficina. Fuera de ella, hay mucho que aprender y solo así, una persona se encontrará preparada para tomar decisiones y solucionar de manera adecuada.

Colegas calidad de vida en el trabajo



2. Motívalos a aprender con un curso online de inglés o alguna otra habilidad

Se dice que un buen jefe capacita a su equipo para que el día que ya no desempeñe ese puesto, uno de sus elementos suba a su posición.

Parte de tener una buena calidad de vida en el trabajo está en aprender nuevas habilidades. El líder tiene la responsabilidad de buscar dentro de la cultura organizacional de la empresa capacitaciones específicas constantemente, algún curso para aprender el idioma francés, idioma italiano o idioma inglés, ¡hay muchas opciones!



3. No son tus triunfos, son de todos

En cada proyecto, permite la integración del equipo, planteando ideas en conjunto y delegando responsabilidades y fechas de entrega claramente desde el principio. Mantén siempre tu puerta abierta para preguntas y sugerencias y aprende a llegar a tus reuniones semanales con tu superior siempre diciendo -Gracias al trabajo de todo mi equipo, conseguimos estos resultados-. Un mensaje tan simple como ese, hará que los colaboradores se sientan parte fundamental del equipo y por supuesto, generará ese sentido de calidad de vida en el trabajo que todos merecemos.


4. Conoce, analiza y selecciona bien a tus colaboradores

Supongamos que el equipo de trabajo es un conjunto de manzanas. Todas brillan y tienen un rojo espectacular, pero hay una que se encuentra podrida y trae al trabajo sus problemas personales, quejas y frustraciones laborales a la misma canasta. Una fruta podrida pudre fácilmente a las demás. Un buen líder identifica, habla y busca soluciones. Si la situación no está siendo controlada, aísla sus actividades de las de los demás para evitar contaminación en la calidad de vida en el trabajo del resto del equipo.


La calidad de vida laboral



5. Aguas con la técnica del “terror”

Un líder comparte los trofeos, no juzga. Aquel que hace que los engranajes del motor se muevan con frases amenazantes como “déjalo, así no se hace, yo me encargo”, “eres un inútil”, “te voy a despedir” simplemente no tiene la capacidad de ser la cabeza de un equipo. Si actúas de esa forma, lo más probable es que muy pronto te quedes completamente solo.



6. Un jefe no es amigo íntimo de sus empleados

A pesar de que es indispensable tener una relación cordial y amena con sus colaboradores, un líder debe de mantener cierta distancia y no cruzar la delgada línea entre lo laboral y lo personal. Evita confianzas excesivas y la posibilidad de que el equipo se sienta cómodo y relajado ya que “el jefe es buen amigo, no pasará nada si no entregamos en tiempo”. ¡Conviértete en un excelente líder y desarrolla entre tus colaboradores la mejor calidad de vida laboral!

Comparte

Llámanos

55 8647 9099


Conoce más

Completa el siguiente formulario y te contactaremos para darte más información y resolver tus dudas sobre las opciones de aprendizaje que tenemos para ti.