Idioma alemán - Conoce más de la historia y su cultura

Walter Gassire

Walter Gassire

Escuchar las palabras “quiero aprender a hablar el idioma alemán” suena como un gran reto en la voz de quien se atreve a decirlas, ya que esta lengua es considerada difícil por muchos y poco rentable en el mundo laboral por otros ¡Tenemos que conocer algunas cosas antes de comenzar a crearnos ideas! 

No todo lo que escuchamos es verdad y comprender el origen de este idioma, sus aplicaciones y sus múltiples curiosidades, nos puede dar una nueva visión para cambiar nuestra percepción sobre él. Por ejemplo, ¿sabías que este idioma no se habla solamente en Alemania y que es la lengua oficial en cuatro países? Interesante, ¿no? Pero vayámonos por partes, empezando por esclarecer el origen del que podríamos llamar el idioma más hablado en toda Europa (si dejamos de lado el ruso, por aquello de que Rusia es uno de los siete países euroasiáticos que existen).

Expertos afirman que los inicios del idioma alemán están basados en el proto germánico (2000 A.C al 500 A.C), aquella lengua primigenia de todas la familia germánica (300 D.C); es decir, el ancestro lejano del neerlandés, escoces, inglés moderno y, por supuesto, del alemán.

Para no hacer compleja y larga la historia, el idioma alemán se ha ido construyendo de acuerdo con los cambios políticos, demográficos y sociales a lo largo de los siglos y, si lo comparáramos hoy con sus primeros bosquejos, muy poco tendrían que ver entre ellos.

La evolución del alemán ha cruzado por múltiples etapas, partiendo del antiguo alto alemán (desde 700 D.C), siguiendo por el alto medio alemán (1050 a 1350 D.C), el nuevo alto alemán temprano (1350 a 1600 D.C) y el actual Hochdeutsch o nuevo alto alemán (1600 D.C hasta nuestra actualidad).

Hoy, el idioma alemán ocupa el sexto lugar en el chart de los idiomas más hablados el mundo, siendo precedido por el chino, el inglés, el hindú-urdú, el ruso y el español.

Tras toda esta travesía a lo largo de la historia, el idioma alemán es hablado por más de 130 millones de personas como su lengua materna o como segundo idioma. Si tienes la ilusión de recorrer toda Europa, saber hablar alemán te abriría puertas en múltiples regiones, entre las que están Suiza, Bélgica, Luxemburgo, Austria, Liechtenstein y, por supuesto, Alemania. ¡Quizás llegó la hora de viajar y descubrir nuevas culturas y horizontes!

Ahora que, si lo tuyo es estudiar, hablar alemán podría ser un arma secreta a tu favor. Alemania es reconocida a nivel internacional por sus grandes avances en tecnología y sus majestuosas y revolucionarias universidades, las cuales cuentan con algunos de los planes de estudio más avanzados del mundo ¿Qué tal te caería una especialidad en la Technische Universität München?

Ni viajar ni estudiar, ¡yo quiero trabajar! Si este es tu caso, tu panorama laboral tiene grandes oportunidades si es que te animas a aprender el idioma alemán. En primera, si lo que quieres es reubicarte por Europa Central, saber hablar el idioma alemán te abrirá muchas puertas e integrarte a un nuevo sistema social será mucho más simple para ti.

Ahora, si no quieres ir tan lejos, hay más de 2 mil corporativos alemanes con inversión económica en Latinoamérica ofreciendo operaciones (y bolsa de trabajo), entre los que destacan Siemens, Audi, Volkswagen, BMW, SAP, Bayer, Allianz, Adidas y Henkel, entre muchos otros. Créenos, para tremendas empresas transnacionales, conocer el idioma madre de la franquicia puede ayudarte a aspirar a una mayor evolución laboral y a escalar dentro del organigrama. 

El idioma alemán en el mundo virtual

De acuerdo con Internet World Stats, más de 93 millones de usuarios únicos en la web mundial utilizan el idioma alemán como lenguaje principal de sus navegadores y en las múltiples operaciones electrónicas que ejecutan día a día. Esto se va incrementando cotidianamente a raíz del nuevo modelo de trabajo y de negocio que la pandemia de Covid-19 ha forzado a implementar en todo el mundo. Pero, así como las exigencias y los procesos cambiaron, también las oportunidades se presentaron.

Un ejemplo de ello es la nueva forma de estudio que los centros educativos, en todos los niveles y en todo el planeta, establecieron para que profesionistas y estudiantes pudieran continuar con su crecimiento académico, a pesar de las restricciones que nos vimos forzados a acatar para preservar la salud mundial. Los procesos evolucionaron y llegaron a un estándar en el cual el desempeño del alumno resultó igual de óptimo, personalizado y eficaz que en un formato presencial, además de que permitieron la integración a distancia de programas internacionales.

Por eso es que ya “pasó de moda” decretar que los idiomas que permitirán mayores oportunidades dentro del mundo laboral son el español, el inglés y el francés. Gracias a la expansión de la tecnología y a la constante evolución del comercio alemán en toda Latinoamérica, podríamos considerar que las posibilidades dentro de la bolsa de trabajo son altas si hablamos el idioma alemán.

Suena complicado para muchos, tal y como lo mencionamos al inicio de este artículo, pero realmente lo único que necesitas es pasión, entrega, disciplina y, sobre todo, un excelente seguimiento. 

 4 curiosidades sobre el idioma alemán

  1. Tras el comienzo de la Primera Guerra Mundial, emigraron a México familias enteras de menonitas de origen alemán que adquirieron grandes territorios y se instalaron, principalmente, en la parte norte del país. En la actualidad, la comunidad menonita de Chihuahua cuenta con más de 50 mil miembros. En las escuelas de la zona, se les enseña también el bajo alemán; este aditamento al programa de estudios nacional está avalado por el sistema educativo mexicano y aplica solo para este segmento de la población.
  2. En alemán, todos los sustantivos se escriben con mayúscula inicial. También, a diferencia del inglés y del español, que solo contemplan el género masculino o femenino, el idioma alemán agrega el género neutro el cual es expresado a través de una estructura gramatical específica (das).
  3. Utilizando el alfabeto latino y una consonante adicional conocida como Eszett (ß), el idioma alemán cuenta con 26 letras que permiten la formación de más de 23 millones de palabras.
  4. Más de 285 millones de personas de todo el mundo han estudiado alemán y, actualmente, un número superior a 16 millones se encuentra estudiando el idioma.

El idioma alemán en el mundo

En Norteamérica: En Dakota del Norte y Dakota del Sur, se habla el alemán como segundo idioma más importante, después del inglés. En Canadá, actualmente, 430 mil personas dominan el idioma.

En México: Antes de la pandemia, un aproximado de 3 mil estudiantes mexicanos elegían anualmente a Alemania como punto de intercambio escolar, debido a su excelencia académica.

En Centroamérica: Durante el siglo XX, más de 100 mil refugiados políticos alemanes se instalaron en Costa Rica, Panamá y República Dominicana, haciendo crecer así a la comunidad y transmitiendo el idioma alemán a través de generaciones.

Sabías que...

  • Existen palabras en alemán que no se pueden traducir a ningún otro idioma
  • A pesar de que el inglés y el francés son los idiomas más estudiados del mundo, el alemán ocupa el tercer lugar, aunque también destaca en el sexto lugar como uno de los idiomas más hablados del mundo. ¡Y por algo lo es!
  • El primer libro impreso que utilizó tipos móviles de la historia fue la Biblia de Gutenberg, realizada en Alemania en 1454. Fue el pionero de la era de la imprenta y, por supuesto, ¡el texto estaba en alemán!
  • Celebridades históricas como Bethoven, Bach y Schumann y escritores como Marx, Süskind, Goethe y los hermanos Grimm son de origen alemán.

Si has llegado hasta aquí, quiere decir que el idioma alemán te parece fascinante, así como sus múltiples curiosidades y todas las oportunidades de desarrollo personal y laboral que implica dominarlo en la actualidad. 

Comparte

Llámanos

55 8647 9099


Conoce más

Completa el siguiente formulario y te contactaremos para darte más información y resolver tus dudas sobre las opciones de aprendizaje que tenemos para ti.