Mujer estudiando los números en alemán

Números en alemán - Tips para poder aprenderlos más fácil

Ximena Solsona

Ximena Solsona

Tal vez en alguna ocasión te has percatado de que los números son de las primeras cosas que aprendiste en tu lengua materna y, si has estudiado una segunda o tercera lengua, también es uno de los primeros temas que ves junto con los colores, pronombres y algunos verbos y sustantivos ya que son palabras muy básicas para todos los idiomas y necesarias en la comunicación diaria.

El idioma alemán

Seguramente tienes gran interés en aprender el idioma alemán y es probable que ya sepas que no solo se habla en Alemania, sino que hay varios países en los cuales el alemán es el idioma oficial, como son: Austria, Bélgica, Liechtenstein, Luxemburgo y Suiza, además hay una pequeña provincia italiana al norte del país (y colindante con Alemania y Austria) en la que también ostenta el estatus de idioma oficial junto con el italiano y el ladino, esta provincia lleva el nombre de Tirol del norte.

Por sorprendente que pudiera parecer, Namibia es uno de los países en los que el alemán es considerado un idioma nacional, mientras que el inglés es el idioma oficial. En este país africano hay alrededor de 30 mil hablantes de alemán ya que dicho país fue una colonia alemana a finales del siglo XIX e inicios del XX.

Como ves, el alemán es un idioma que no solamente te será útil en Alemania. Además, si te interesa laborar en la industria automotriz o en los campos de la ciencia y tecnología, es uno de los idiomas más usados en estas áreas.

Las bases del alemán

Si es que ya estás aprendiendo el idioma alemán, lo más seguro es que ya notaste que es un idioma rico en vocabulario; tiene diferentes pronombres que incluye un género neutro; una pronunciación totalmente diferente a la de los idiomas que pertenecen a las lenguas romances (como es el caso del español, italiano, portugués) ya que es una lengua germánica; las vocales son más variadas que en el español, existen formas de colocar la boca que los hispanohablantes a veces encontramos complejas y también hay palabras que se ven casi kilométricas ya que están compuestas de otras palabras que prácticamente solo se unen para formar un nuevo (y largo) vocablo. Pero, ¡no te desanimes! Nada es tan difícil como parece si tienes algunos consejos que te hagan la vida mucho más sencilla al aprender este hermoso idioma que el mismísimo Wolfgang Amadeus Mozart hablaba.

La pronunciación es un rasgo indefectible en todos los idiomas, por lo que, en definitiva, también es preciso dominar poco a poco los aspectos más básicos de la pronunciación del idioma alemán.

Te dejamos algunos ejemplos que te serán útiles al pronunciar los números:

  1. Existen tres vocales que llevan diéresis (llamadas Umlaut en alemán): Ä, Ö, Ü. Las tres van a implicar que insertes los rasgos de otras vocales al momento de pronunciarlas: Ä suena entre A y E larga; la Ö deberás colocar la boca como la O pero pronunciando la E y la Ü es exactamente la boca de U pero también pronunciando I.
  2. Recuerda que en alemán también hay diptongos: IE se pronuncia como una “i” larga, EI sonará como “ai” y EU como “oi”
  3. Y, por último, no olvidemos las consonantes que pueden causarnos algunos dolores de cabeza por los cambios en pronunciación de como estamos acostumbrados en español:
  4. Ch = J
  5. H = J
  6. J = LL
  7. PH = F
  8. R = similar a la R del francés (gutural)
  9. TION = TSION
  10. W = V
  11. V = F
  12. Z = TS
  13. ẞ = S

Trata de hacer una tarjeta a manera de recordatorio con estas simples reglas de pronunciación y utilízalas cuando estés estudiando los números o cualquier otra palabra que te cueste trabajo pronunciar y seguro mejorarás poco a poco.

También te recomendamos utilizar los variados recursos que encontramos por todo internet, en donde hablantes nativos del idioma alemán te ayudan para que comprendas mejor cómo se deben pronunciar estas vocales y consonantes.

Eins, zwei, drei… y ¿qué más?

Los primeros 12 números en alemán son bastante sencillos, se componen de una sola palabra y esto hace fácil su memorización; a continuación, te ayudamos con la escritura y pronunciación de la primera docena:

0 – null = nul

1 – eins = ains

2 – zwei = tsvai

3 – drei = drai

4 – vier = fier

5 – fünf = fiunf (recuerda la pronunciación, boca de u diciendo i)

6 – sechs = zejs

7 – sieben = ziben

8 – acht = ajt

9 – neun = noin

10 – zehn = tsen

11 – elf = elf

12 – zwölf = tsvelf

Hasta aquí todo va viento en popa, pero muchos comienzan a ver una tormenta en un vaso de agua cuando contamos del 13 en adelante. Las buenas noticias son que… ¡en realidad son muy fáciles si le entiendes a cómo los formamos!

Como vimos antes, el 10 se dice Zehn, para decir el resto de los números (del 13 al 19) vamos a decir primero la unidad (3, 4, 5, etc) y luego el 10 (que es la decena).

13 – dreizehn

14 – vierzehn

15 – fünfzehn

16 – sechzehn (nota que la S de sechs se quita)

17 – siebzehn (la EN de sieben desaparece)

18 – achtzehn

19 – neunzehn

¿Difícil? ¡Claro que no! Como te pudiste dar cuenta, los números siguen un orden muy lógico, la única diferencia con el español es que nosotros primero decimos el 10 y luego la unidad: dieciocho, diecinueve y en alemán es como si dijéramos ocho-diez, nueve-diez.

Brinquemos de 10 en 10

Para seguir con nuestra numeración, ahora tenemos que aprender cada decena después del 19. Aquí también usaremos mucho la lógica, ya que todos nuestros números van a tener la misma terminación la cual es ZIG (pronunciado tsig) y les vamos a agregar los números que vimos al inicio, pero ¡ojo! Habrá algunos cambios en la escritura de ciertos números. Revísalos a continuación:

20 – zwanzig

30 – dreißig

40 – vierzig

50 – fünfzig

60 – sechzig (ten cuidado con la otrografía, la S de sechs, se pierde aquí)

70 – siebzig (aquí omitiremos las letras “EN” de sieben)

80 – achtzig

90 – neunzig

Intenta practicar todos estos números antes de continuar la lectura, revisa las pronunciaciones que vimos en los primeros doce, si te fijas, la vas a utilizar para decir el resto de la numeración.

Por ejemplo, el número 20 o zwanzig se pronunciaría tsvantsig; el 30 como seguro te percataste, tiene una letra especial, la letra ß que, si bien visualmente se parece a la letra B de nuestro abecedario, en realidad corresponde a la S, como pasa, por ejemplo, en straße (calle), dreißig (30), groß (grande), etc.

¿Y ahora qué pasa con los números intermedios?

Pues como puedes estar ya imaginando, vamos a seguir el mismo procedimiento que con los números que vimos del 13 al 19, solo que a partir del 21 vamos a tener que agregar la conjunción “UND” que significa “y”.

Además de esta nueva palabra, será necesario que te fijes en los cambios que hay en la escritura de algunos de los números, ya que habrá letras que omitiremos de la raíz.

Por lo tanto, toda nuestra numeración se va a basar en decir uno y veinte (21), dos y treinta (32), cuatro y cuarenta (44), ocho y sesenta (68) y así sucesivamente. A continuación, te presentamos estos números para que quede clara la estructura.

21 – einundzwanzig (ein = uno, und = y, zwanzig = veinte) [pasa lo mismo que con el número 60, la S de eins se pierde]

32 – zweiunddreißig (zwei = dos, und = y, dreißig = treinta)

44 – vierundvierzig (vier = cuatro, und = y, vierzig = cuarenta)

68 – achtundsechszig (acht = ocho, und = y, sechzig = sesenta)

76 – sechsundsiebzig (sechs = seis, und = y, siebzig = setenta) [observa bien cómo se escribe aquí el seis, como es nuestra unidad aquí sí vamos a utilizar la S]

99 – neunundneunzig (neun = nueve, und = y, neunzig = noventa)

Para concluir con este breviario de números en el idioma alemán, te presentamos al número 100 = (ein) hundert, míralo bien, ¡es como un primo lejano del cien en inglés: one hundred!

Estrategias para practicar los números en alemán

Practicar los números no tiene por que ser aburrido ya que podemos crear diversos materiales y recurrir a actividades que lo hagan más atractivo para nosotros, estas son algunas ideas que puedes poner en práctica para estudiar la pronunciación y escritura de los números y a la vez entretenerte y por qué no, incluso hasta autocorregirte.

  • Escucha, grábate y corrige – Así como lo lees, un excelente ejercicio que puedes hacer es buscar un video o audio en internet donde algún nativo esté diciendo los números en alemán (encontrarás muchos videos donde empiezan del 1 al 10 o del 1 al 20 y luego continúan con el resto hasta llegar al 100, incluso hay algunos recursos donde te muestran cómo están formados los números y luego te dan ciertas cifras para que tú los digas y al final te dan la respuesta correcta), escúchalo y presta atención a cómo dice las palabras el hablante nativo, después grábate con tu celular. Escucha tu grabación (sí, aunque te dé un poco de pena) y compárala con el video original para que te des cuenta de cuáles números ya pronuncias bien y cuáles necesitas trabajar más.
  • Haz listas de pendientes y enuméralas – puede parecer raro, pero hacer una lista con los pendientes que tienes en la semana o en el día y ponerle los números escritos en alemán en vez de la cifra en sí, puede ayudarte a practicarlos. Incluso, ¡hasta podrías poner las fechas en tu agenda en alemán!
  • Crea una mini Alemania en casa – esta es una opción muy divertida para comenzar a sentirte como un nativo. Investiga un poco sobre algunos lugares interesantes que puedes conocer en Alemania, imprime fotos y decora tu casa o habitación con ellas, busca bandas o cantantes que usen este idioma en su música y escúchalos para relajarte (por ejemplo, la banda alemana Rammstein tiene una canción en la que al inicio dicen los números como parte de la letra), ve películas alemanas en su idioma original (al principio con subtítulos en español) para que comiences a acostumbrarte a cómo suena el idioma alemán (de verdad, puedes aprender bastante sobre pronunciación cuando escuchas a los nativos hablar), un paso un tanto más extremo para practicar los números en casa, sería pegar notas adhesivas por toda la casa con el número en alemán y la cifra para que a cada paso que des por tu hogar, tengas un pretexto para practicar.
  • Aritmética y cálculo mental – si no te gustan las matemáticas, tal vez esto te cueste un poco de trabajo, pero no te desesperes, puedes comenzar haciendo sumas y restas sencillas, de un solo dígito, pero el truco está en hacerlo con los números en alemán. Por ejemplo: 4 + 3 = 7 en alemán sería: vier und drei sind sieben. También hay algunas opciones un poco más divertidas en línea, como este juego que propone Digital Dialects en el que justamente te aparece una operación matemática y tú debes elegir el número correcto producto de esa operación: https://www.digitaldialects.com/German/numbers_3I.htm
  • Lee las matrículas de los autos – ¿Cuántas veces no has estado atrapada o atrapado en un embotellamiento? Bueno, eso suele ser aburrido - sobre todo si tú eres el copiloto - pero puedes entretenerte y además practicar si comienzas a leer todas las matrículas de los autos que te rodean en alemán, así puedes practicar no solo los números, sino la correcta pronunciación de las letras. Si quieres ir aún más allá, intenta buscar anuncios que contengan números telefónicos.
  • Juega sudoku – este último recurso es similar al del cálculo mental, solo que un poco más interesante y a la vez, retador. En el sudoku deberás rellenar algunos cuadros vacíos dentro de una cuadrícula con espacios en los cuales ya habrán dispuestos ciertos números. El punto de este juego es rellenar todos los cuadros evitando repetir la misma cifra en cualquier subcuadrícula, fila o columna. Aquí lo interesante será pensar en los números del 1 al 9 en alemán ¡durante todo el juego!

El idioma alemán es sin duda un idioma hermoso y complejo, para muchos puede parecer extremadamente difícil, pero la realidad es que es un idioma lleno de rasgos lógicos que te harán pensar mucho para comprender su estructura. ¡No temas aprender este idioma! Que seguro te parecerá una travesía interesante.

Comparte

Llámanos

55 8647 9099


Conoce más

Completa el siguiente formulario y te contactaremos para darte más información y resolver tus dudas sobre las opciones de aprendizaje que tenemos para ti.